domingo, 13 de septiembre de 2015

Tarde lluviosa

No hay nada más adentro.
El tiempo contigo es infusión
de la que solo salen versos.

Encontré una corona
y de ella me hice un reino
que se quebró
con pétalos de gerbera.

He decidido andar el camino
que me corresponde y dejé olvidados
mis recuerdos en tu portón.

Tanta letra. Tanta historia. Tanta nada.

No hay más adentro.
No puede haber otra cosa,
solo lo que siempre ha habido,
no cambia,
ni con sol, ni con lluvia...
ni con pétalos de gerbera.

Destilo versos...
es lo que tengo dentro
y el alma acongojada
no sabe de otra cosa.