domingo, 28 de abril de 2013

Segundos

La segundera golpea con fuerza de martillo, un pasado que constante se acrentece.
¿Dónde está el tiempo?

Escúchala, brillante, fría e inconsciente.

No sé quién inventó el reloj, pero ciertamente sé quién acabará con éste.

Sin tropezar, marcha deshaciendo presentes, como valiente peón que en sigilio come a su presa.
Olas en el vasto mar que revientan para olvidarse de lo que dejó.

Yo no te olvido.

Gira, gira, gira... aún si lo detuviera seguiría girando.

Deshechador de bestias presuntuosas, de olivos, de amor, de recuerdos. Todo pasa, y golpea, y vive y pasa.

(Táctica, tac-tic-tac)

Todos a una sola, todos nos precipitamos hacia el fin. Ella, fría, continúa su curso, nos abandona, toma a otros y les abandona.

Así va ella, marchando a un mismo paso, sin desafinar. Ahí va, persiguiéndonos, alcanzándonos y pasándonos por alto.

Segundos les llaman. Vaya monstruos de vida, vaya amigos traicioneros!

jueves, 31 de enero de 2013

No te quedes, o no.

Ah esa tristeza,
la calma y la predecible.
Se apretaba el aire a mi alrededor
y tú no estabas.

Mi espíritu libre gritaba desde el interior
y alrededor de este atardecer
me dice que me vaya
no me quiero ir,
no puedo quedarme.

Y tú, con el tiempo vendrás de nuevo
vendrás y no estaré segura
si fue acaso el viento que hirió mi alma
y te quedarás esperando.

No, no te conviene quedarte,
como las olas incesantes es mi confusión
pero mi esencia te espera
cambiaré de nuevo... o no.

No te quedes, espérame
no te vayas...
calla, esto no se trata de ti,
ya no.

Siéntate al lado de esta oscuridad,
deja que nos cubra
saldré de esto antes que me absorba
antes que la identifique conmigo
o que la confunda contigo.

No te apresures, no intentes calmarme...
todo está en calma
solamente es tiempo de pensar y dejar que esta oscuridad nos cubra
para salir a la mañana siguiente,
en calma.

Ah y yo pensando si hubieras venido...
al fin estoy sola y era lo que quise
pero vendrás,
no me entiendas, no puedes,
déjalo por hoy todo así
que caigan las hojas y lo desordenen todo
mientras al igual que este viento,
luchan ideas en mi interior.