lunes, 26 de septiembre de 2016

Madurar

Poco a poco
todo madura.

Madura el higo
que cuelga de la higuera.
Maduran las hojas
de los árboles...

Madura el invierno
y entra el verano.

Maduran las mazorcas,
las palabras.

Todo se teje de una capa
que lo recubre,
una capa distinta
a la que tuvo alguna vez.

Maduramos los hombres
olvidamos detalles
dejamos de lado
amores pasados,
tiempo y emociones

lágrimas

madura todo eso
y se vuelve uno serio
más analítico,
más adulto.

Y como todos recubren sus capas
se colocan sombreros y saludan.
Nadie se preocupa por lo pasado.

Maduran.
Y ya a nadie le golpean los recuerdos
al menos,
no en público.